Terras Sigillatas, coloreo con Pigmentos y Sales solubles

En este articulo me gustaría explicar mi experiencia en el coloreo de Terras Sigillatas tanto con pigmentos cerámicos, como con sales solubles.

Voy a abordar este tema de una manera empírica, siempre basándome en mi experiencia, y en los resultados obtenidos en mis años de trabajo.

EL COLOR EN LAS TERRAS DECANTADAS.

COLORES NATURALES DE LAS TIERRAS.

Tanto en la naturaleza, como en una distribuidora de productos cerámicos, podemos encontrar diversos tipos de arcillas.

Una tabla de clasificación según características y colores resultantes una vez decantadas, podría ser la siguiente:

  • Arcillas rojas, o terracotas con más o menos contenido en hierro, (y tipo de hierro) suelen dar tonos que van desde el naranja, al rojizo, virando a marrones, según capa, y características.
  • Arcillas blancas, (Boll Clay, caolín, arcillas porcelánicas, y de loza), tierras con poco o ningún contenido en hierro, suelen dar blancos más, o menos puros, que viran a veces a hueso, o a marfil.
  • Arcillas blancas contaminadas, (arcillas de gres, algunas lozas, etc.) tierras con algo de contenido en hierro, suelen virar desde colores hueso, pasando por ocres, rosáceos, etc.
  • Arcillas especiales, (tierras contaminadas con alguna veta de algún tipo de oxido diferente al hierro), es difícil encontrarlas en la naturaleza, y su color ira en función del elemento que les influye,
  • Arcillas preparadas, (tierras preparadas por la industria, y que poseen un color determinado). Los más normales son los barros negros.

Fotos de arcillas decantadas, y posterior aplicación en barro soporte.

COLOREO DE ARCILLAS DECANTADAS  CON OXIDOS Y PIGMENTOS INDUSTRIALES

El uso de este tipo de materiales para el coloreo de tierras decantadas tiene sus pros, y sus contras, si tenemos en cuenta que con la adición de estos pigmentos (en la arcilla una vez decantada y preparada para el uso), estamos incorporando una partícula más gruesa a una tierra totalmente refinada, el resultado final nos va mermar bastante de su brillo original, pudiendo quedar el acabado mate y parecido aun engobe convencional

Para corregir al menos un poco este problema, (y según mi experiencia) se pueden encontrar diferentes soluciones:

Incorporar el pigmento cuando se realiza la decantación. Este procedimiento me da buenos resultados con arcillas que obtengo mucho rendimiento, y con pigmentos que dan mucho color, tal como el ox de cobalto, etc

Teniendo presente que un tanto por ciento elevado del pigmento se va para el fondo, y es desechado, quizás este método solo sería adecuado en algunas ocasiones, debido a la poca cantidad de color resultante, y al elevado coste económico del mismo.

Se obtienen mejores resultados si se pone la mezcla en un molinillo de bolas, todo empapado con agua, y se machaca bien unas cuantas horas.

Incorporar el pigmento en la sigillata ya preparada a una determinada densidad, normalmente cuando está bien espesa, o densa.

Este suele ser el método que más utilizo

Según mi experiencia, si queremos resultados que brillen mucho, este método funciona mejor con arcillas de bajo punto de fusión, ya que, por sus características, suelen vitrificar antes.

También es importante tener en cuenta que, a más adición de colorante, más perdida de brillo,

Es importante si se desea el color más intenso, subir la temperatura de la cocción de las piezas decoradas.  A partir de 1050º, en baja temperatura suelo obtener colores más subidos, que se diferencian de los tonos pastel que consigo a menor temperatura.

Incorporando pigmentos ya molturados y muy finos que se utilizan en la industria para la inyección en transferencia de imagen.

Arcillas decantadas y coloreadas, 1180 grados.  

COLOREO CON SALES SOLUBLES                                                                                                                                                                                                                                                                                   

La sal, compuesto químico formado por cationes (iones con carga positiva) enlazados a aniones (iones con carga negativa). Son el producto típico de una reacción química entre una base y un ácido.

Según mi experiencia esta forma de colorear arcillas decantadas mayormente de tono blanquecino, es una de las mejores maneras para que no se pierda y brillo original de la tierra. Este trabajo se puede realizar al menos de dos maneras distintas:

 

  • Aplicando la sal diluida en la sigillata, o con un poco de agua, y vertida en la misma.
  • Diluida la sal en agua, y aplicada después en la pieza pintada de sigillata, ya sea en crudo, como en cocido.

 

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de sales químicas, algunas nos dan color, y buenos resultados en cerámica, y otras no.

Las sales que mayormente utilizo en mi taller suelen ser compuestos de Hierro, Cobalto, Manganeso, Níquel, y el Permanganato sódico.

En mi experiencia, el coloreo con sales solubles no siempre da el mismo tono, o intensidad de color, existen variaciones,,,,, ya sea por volatización de la sal, por distinta manera de impregnación, o por factores que desconozco.

Un método eficaz para no perder tanto el color, o simplemente subir intensidad, es calentar la sal, ya sea antes de su aplicación, o una vez puesta en la pieza.

Sales Solubles, foto de arriba en alta temperatura, y abajo en baja temperatura.

LAS TERRAS DECANTADAS EN MEDIA Y ALTA TEMPERATURA. (APRECIACIONES)

En el momento de establecer parámetros, y diferencias entre las terras cocidas a baja, o a alta temperatura, es importante tener en cuenta la composición de cada tierra, ello determinara el color, el brillo, (que en este caso va muy acorde con el estado de vitrificación) y por supuesto, su adaptación al barro soporte.

Como en mi caso no dispongo de un laboratorio para analizar cada tierra, tampoco tengo una manera científica de poder explicar el diferente comportamiento en cada caso, o en cada una

Según mi experiencia:

-Las tierras de bajo punto de fusión, (terracotas, etc.) tienen tendencia a vitrificar mucho a más de 1050º, y por tanto a subir el tono de color, pudiendo pasar desde un color naranja en baja, hasta un marrón subido a más temperatura

Normalmente las tierras rojas que dan mucho brillo, y que realzan mucho a 1000º, tienen tendencia a recocerse a partir de 1050º, alcanzando en muchos casos la calidad del vidrio, y convirtiéndose en un esmalte brillante en media, o alta temperatura.

A veces también se pueden requemar, mostrando cierta aspereza en el resultado en donde desaparece el brillo y todo matiz.

-Las tierras de medio, o alto punto de fusión, (greses, porcelanas, etc.) suelen intensificar el tono de color al subirlas de temperatura, (al igual que el barro soporte, que infiere casi siempre en el resultado final) y también quedan más duras en su integración con el barro soporte, (es decir……que no se rayan ni se desgastan tanto como en baja)

Algunas terras pierden brillo, y otras en cambio lo intensifican.

-Muchas de estas tierras son susceptibles a cambios de estética interesante si les aplicamos algún tipo de reducción a partir de la media temperatura, probablemente a causa de los cambios químicos del hierro interno.

Author: Miguel Molet

Desde el año 1994 combino la elaboración de mis piezas con la docencia. En esta web podrás conocer mi trayectoria, ver la mayoría de mis trabajos y adquirir algunas de las piezas que elaboro en mi taller o reservar tu plaza para los cursos que organizo periódicamente.

Abrir chat
1
Hola, ¿puedo ayudarte? escríbeme un WhatsApp y te contestaré lo antes posible